Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Quedarse atrás en nivel
30-6-2014 09:21
Por Verion
En las campañas de juegos de rol ocurre en ocasiones que el personaje de un jugador (o de varios) se quedan atrás en nivel, debido a que se han incorporado tarde a una campaña o a que han faltado a varias sesiones, o a que su personaje anterior a fallecido o no está accesible, o un buen montón de motivos muy interesantes.

En algunos juegos esto no es un suceso particularmente notable y se puede jugar sin mayor problemática. Son aquellos en los que no se produce segregación en función al nivel (tema del que he hablado en alguna ocasión, como aquí y aquí). Los juegos más narrativos suelen no tener problema con esto, pues sus excesivamente abstractos sistemas de combate no se ven demasiado afectados por el aumento de nivel, mientras que los más objetivos, especialmente todos aquellos basados en el sistema D20, que sufren una segregación muy alta. Es muy difícil que esta segregación no ocurra pues los creadores de estos juegos quieren dar una sensación de avance muy notable.

En todo caso me parece un error enorme evitar "a toda costa" la diferencia de niveles entre personajes. Cosas como alterar los resultados para salvar a uno, cancelar una partida porque falta no-se-quien, o cerrar toda la trama porque han desaparecido no-se-cuantos personajes me parecen actitudes muy malas.

Similarmente malas me parecen las opciones de crear nuevos personajes que están al nivel de poder de los demás, o aumentar el nivel de los existentes de forma artificial. ¿Qué sentido tiene el progreso si se haga lo que se haga se progresa de similar forma? Me parece una forma nefasta de jugar.

Hace tiempo escribí algunas reglas genéricas sobre seguidores en SPQRol que pretendían dar una forma de respuesta a este tipo de problemas incluso en sistemas segregativos, pero no fue muy celebrada entre los que utilizan dicho foro. Creo que no compartían la motivación del texto, o que no les importaba en absoluto esta problemática.

Me parece muy importante que los sistemas de personajes y combate de los juegos de rol cumplan una serie de características mínimas.
  • Objetividad: que los sucesos no tengan interpretación en resolución de conflictos.
  • Control: que exista un factor de toma de decisiones por parte de los personajes y que el azar no se imponga por encima de este y otros criterios.
  • No segregación en función al nivel: lo mencionado, que el progreso de los personajes no sea exponencial ni lineal, sino idealmente logarítmico.

Un sistema al que le falte la objetividad dará lugar a situaciones de injusticia y posible desconfianza entre jugadores. Será especialmente pernicioso en la resolución de conflictos entre personajes.

Un sistema al que falle el control dará lugar a situaciones muy descontroladas en las que el azar será el criterio de decisión. Si los jugadores no pueden tener el control mediante sus decisiones podrán sentir que no son una parte decisiva de la aventura, sino que dependen de este azar y de los trucos y deseos del máster.

Un sistema al que falle el control de la segregación dará lugar a campañas fraccionadas, y a interacciones muy complicadas, además de mundos muy poco coherentes.

Por supuesto nos hemos esforzado en cumplir estos principios y muchos otros en el juego de rol de Espada Negra.



Entradas similares: