Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Juegos y combinatoria
30-4-2014 09:35
Por Verion
Las matemáticas están ampliamente relacionadas con los juegos, ya sean de mesa o de rol, videojuegos, o cualquier otra forma de ocio en la que las comparaciones sean un poco avanzadas. En mi humilde opinión no tenerlas en cuenta como creador viene a ser como ser un guerrero y dejarse la espada, o ser un mago y dejarse los hechizos.

Uno de los aspectos que siempre me ha importado de forma especial es aprovechar la naturaleza combinatoria para dar lugar a que el juego en cuestión obtenga ventajas importantes. Ya he escrito algunos artículos en el pasado, como este relacionado con los números del juego de rol.

No se trata de tener números brutalmente altos: por ejemplo, las formas de ordenar una baraja francesas de 52 cartas diferentes son 52*51*50*...*3*2*1 = 52! > 8*10^67, lo que es un ocho y sesenta y siete ceros. La tierra tiene menos átomos, en serio.

No obstante las formas de ordenador una baraja de formas diferentes no dan a priori tanto juego. Esto es porque muchas combinaciones son parecidas y porque a la larga muchas de ellas se afrontan de una forma tácticamente parecida. A este respecto nos interesan los números que crean combinaciones significativamente diferentes.

Por poner un ejemplo que no es de Espada Negra me retrotraeré al videojuego "Titan Quest". En este un jugador puede elegir para su personaje dos "profesiones" entre ocho disponibles sin que importe el orden. Esto da veintiocho combinaciones significativamente diferentes. Es un buen dato: los creadores hacen ocho "cosas" diferentes, y los jugadores obtienen veintiocho combinaciones. Si crearan otra nueva se añadirían ocho combinaciones nuevas diferentes.

Esta forma de pensar es una que a nosotros en la hermandad nos gusta mucho. En esta dirección diseñamos las condiciones iniciales del juego de mesa para que fueran combinables. En la sección del foro correspondiente he dispuesto un cálculo que esclarece que el número de combinaciones significativamente diferentes es de más de cinco mil.

La clave de esto es que sean significativamente diferentes, y no que sea como las formas de ordenar un mazo. Y podemos decir que lo son, no porque lo pensemos nosotros, sino también por el resultado del torneo que jugamos a San Martín de la Vega: si estas eran afrontadas con estrategias parecidas daban indudablemente con la derrota del jugador.

Por eso sostengo que por ocho euros pocos juegos darán tanto rato de diversión.


Entradas similares: