Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Sobre mi experiencia publicitando un crowdfunding
15-9-2016 09:05
Por Verion
A falta de 38 horas para que acabe el minicrowdfunding de XIII Runas ya podemos ir todos haciéndonos a una idea del resultado final (estamos contentos) del que sin duda haremos una serie de valoraciones profundas una vez haya concluido el plazo de forma definitiva. No obstante me siento informado y con ganas para hablar de los medios publicitarios empleados.

A pesar de que he participado como asesor o víctima en unos cuantos crowdfunding, este ha sido el primero en el que he participado como responsable ante la plataforma, lo que me ha otorgado alguna información adicional y me ha permitido hacer algunos experimentos con los que espero contribuir a algunos lectores que quieran recorrer estos caminos (u otros similares). En cualquier caso creo que son experiencias interesantes y probablemente divertidas.

La publicidad es importante. Si uno hace una obra muy chula pero no la enseña, se la come con patatas. O mejor dicho, sin patatas porque no tiene dinero. En los grandes proyectos esto es muy exagerado: la película avatar costó 280 millones y tuvo un gasto en publicidad de 130 millones. ¡Toma ya! Luego hay casos en los que la publicidad es muy distinguida y la obra no tanto… ¿alguien piensa en “No man´s sky”? A mí se me ocurren bastantes ejemplos.

En la hermandad no terminamos de aceptar esto bien, y nuestra inversión en publicidad es raquítica. Tiendo a pensar que el mundo del rol es más accesible que el de otras corrientes creativas, pero aún así creo que no somos del todo inteligentes en esto de la publicidad y que no destinamos suficientes recursos.

Bueno, en realidad algo sí nos esforzamos, pero no es en sí un esfuerzo económico, sino un esfuerzo humano que se traduce en acciones concretas, siempre dentro de los límites que establecen los principios de esta orden. Aún así no representa una magnitud de esfuerzo tan grande como la de crear el material en sí.

Al final esto se materializa en lo siguiente:
  • Artículos en la propia web.
  • Vídeos en canales.
  • Apariciones en redes sociales.
  • Presencia en jornadas.

Para valorar su efecto, podemos contar con la distribución que nos ofrece Kickstarter. A falta de dos días, es la siguiente:
  • La mayor fuente de aportaciones es… ¡Origen desconocido!, con un 30%. Gracias por esta información, Kickstarter.
  • La segunda fuente es la propia web de Espada Negra con un 20%
  • Google nos ofrece algo menos, algo así como un 17%. Youtube añade un 3% más.
  • En tercer lugar tenemos a la propia Kickstarter que dice que le debemos algo así como un 15% de participantes. ¿Nos lo creemos?
  • Facebook nos hizo llegar un 7%. Este caso es interesante.

En cuanto a los artículos en la web, siempre es un placer escribirlos y compartir estas experiencias, especialmente cuando se trata de experimentos tan interesantes como un “Paga lo que quieras” en formato físico. Creo que el resultado final viene a decirnos que de alguna forma usamos bien nuestra web, o usamos mal todo lo demás.

No hemos hecho apenas vídeos, aunque parece que sí fue positivo aparecer en el canal del poderoso Crom. No deja de ser curioso porque estamos bastante poco formales, ahí con el pecho de Kerian al descubierto y todo eso… pero así es la hermandad.

Siendo un crowdfunding corto no ha habido lugar a el trabajo en jornadas, pero este que escribe sí que estuvo por las LES y me consta que muchas personas se interesaron por el proyecto. Una anécdota interesante: llevaba diez ejemplares bajo el brazo por la calle para llevarlas a una tienda, y antes de entrar en las jornadas… ya no me quedaban.

He dejado las redes sociales para el final porque han tenido su miga. De google plus no digo nada, ahí pasamos muchos roleros y nos vamos enterando de todo. No voy a comparar el resultado de esta “campaña” con el de otras para no afear el texto, así que como absoluto solo puedo decir que funciona bien.

Lo interesante está en el Facebook. Como preámbulo diré que en nuestra página de Espada Negra de dicha plataforma hay más de setecientas personas, que no es mucho ni es poco. Lo curioso llega cuando a medias de la campaña una persona que había contratado un avatar hace un año me dio un tirón de orejas porque no se había enterado de la existencia de este crowdfunding. El motivo, que ya lo sabía, es que Facebook no enseña todo el contenido que publiques como sí hace google plus, sino que te chantajea un poco para que pagues su publicidad. La sensación es de que “secuestra” a tus afiliados.

Así que con más interés experimental que financiero me decidí por contratar esa publicidad. Esperé a estar sumidos en pleno “valle”, y pagué cuatro euros a los azules. La cosa es tan radical que cuando pagas puedes especificar que el destino sean “personas a las que les gusta tu página”. Pues adelante, a ver qué tal el resultado.

Dos días después Facebook me informaba de que habíamos pasado de tener menos de trescientas visualizaciones a más de dos mil. No suena mal, ¿verdad? Pero si analizamos las interacciones la cosa es más triste: la publicidad nos había aportado cero interacciones, según su propia valoración. Bravo, caralibro. Y este fracaso se hace más evidente si miramos las aportaciones que se debían a facebook en la campaña: pasamos de cuatro a… cuatro.

Considero que son cuatro euros prácticamente depositados en la basura. Pero como habré dicho, este era un crowdfunding que iba a estar lleno de experimentos que desde luego a mí me han servido, y que quizá también sirvan a otros para, por ejemplo, gastarse cuatro euros en algo más productivo, como por ejemplo una navaja hortera hecha en China.

También quiero aportar que este proceso no tuvo prácticamente incisión en grupos ajenos, y que casi nadie se hizo eco de él. En parte supongo que es porque lo sacamos sin avisar y con un periodo muy corto, aunque también tiendo a pensar que tenemos unos cuantos enemigos y que hay unos cuantos proyectos simultáneos... y todo un contexto social y creativo.

Durante los próximos días haremos valoraciones generales del resultado. Por el momento me despido con este pequeño informe un tanto personal sobre la publicidad de este proyecto. En verdad creo que se puede hacer mejor, pero no mucho más barato. Concretamente cuatro euros más barato.


Entradas similares:
Re: Sobre mi experiencia publicitando un crowdfunding
15-9-2016 21:16
Por Crom
Hermano, nunca es positivo aparecer en mi canal...la Hermandad debería buscar sitios más respetables y con normas de vestimenta para dar a conocer sus producciones artíticas.