Hermanos Juramentados de la Espada Negra
La legión del sur
25-5-2015 14:42
Por Verion
Hace algo más de dos semanas tuvimos la ocasión de jugar en la hermandad una de esas partidas que son parte de la historia oficial, y que en este caso reunió a doce jugadores durante un número ingente de horas. No puedo decir que fuera la mejor partida de este tipo que haya jugado nunca, la verdad, y creo que en este caso ciertos errores por mi parte limitaron mucho su potencial.

Si bien la partida no fue un éxito absoluto, tampoco estuvo cerca de ser un fracaso absoluto. Al acabar la partida sí comenté con algunos jugadores un par de momentos estelares que nunca olvidaremos, y sobre todo el ambiente general que se consiguió imprimir en la partida.

Hace un par de días el ilustrador Eduardo Rodríguez “Ozakuya”, que ha realizado una buena parte del trabajo de ambientación gráfica de Espada Negra, decidió obsequiarnos con una muestra inesperada de su trabajo, y digo inesperada porque absolutamente nadie más que él sabía que esto se iba a producir. Por sus propias palabras se entiende que de hecho decidió alterar la fecha en la que lo iba a regalar para subir la moral en un momento débil. Mucha más información aquí, incluida la posibilidad de hacerse con una postal de esta impresionante ilustración.




Normalmente las ilustraciones de Espada Negra siguen un canal mucho más ortodoxo. Los que nos encargamos del ambiente pensamos las que necesitamos, y las encargamos con una descripción. Después se nos presenta un boceto del que corregimos diversos aspectos, y pasamos al color... mediante este proceso conseguimos mantener la idea conjunta del mundo de Espada Negra.

En este caso está clarísimo que Eduardo tiene conciencia absoluta de lo que el mundo de Espada Negra significa, tanto es así que se ha dicho de esta ilustración “¿Qué es Espada Negra? ESTO”. No hubo más participación que la suya, orientada por su experiencia y su interpretación de todo el conjunto.

Una parte de esta información era la de la propia partida que quedaba perfectamente reflejada por la situación. Esos tonos grises del fondo, ese río de sangre, ese soldado herido pero resistiendo una batalla tras otra de la que en ningún caso podía esperar, más allá de la voluntad y del aguante razonables, ¡esto es Espada Negra, y eso era la aventura que jugamos! Nunca yo habría elegido otros colores, ni se me habrían ocurrido elementos mejores (ni siquiera unos tan buenos).

La ilustración cuenta con un montón de elementos que contrastan de forma grácil en relación con el flujo de información intrínseco a la naturaleza de la observación misma. De un primer vistazo uno ya sabe que los problemas solo han acabado de momento, y que van a seguir muy pronto. Hay un par de rayos de luz que salen de entre las nubes, pero son muy pocos, y señalan no solo al abatido pero aún resistente soldado sino también al cuervo y al río de sangre, evidentes símbolos de masacre. El casco y martillo en el suelo confirman que este está en el bando ganador, por el momento.

Me gusta especialmente porque la situación hace referencia a hechos ocurridos durante la sesión de juego concreta. Los miembros de la legión del sur no estaban inicialmente contemplados en la aventura, y solo aparecieron porque los jugadores se hicieron personajes de este tipo. En este caso tanto Eduardo como Justo Molina se hicieron personajes de este tipo que quedaron enlazados por trasfondo de esta forma. La ilustración en cuestión representa en este caso al personaje de este segundo.

Esto es Espada Negra, ya se ha dicho muy claramente. Lo es en muchos sentidos, algunos de los cuales están ahí pero no se entienden rápidamente. Uno de ellos es la confianza entre las diversas partes del proyecto, la fiabilidad de que ahí estaremos cuando las cosas vayan bien o cuando vayan mal. Que sabemos que esto es una batalla eterna y que nuestra lucha es extremadamente difícil.

¿Sientes esa confianza, lector?

Entradas similares: