Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Resultado de la partida "Canon" de las LES 2013
3-10-2013 11:57
Por Verion
En las LES 2013 jugamos una partida que tenía la promesa de entrar en la historia del juego de rol Espada Negra en un futuro suplemento en el que entrarán más resultados todavía. Por unas cosas y otras cosas no había puesto el resultado aquí. Ah, está basada en mi interpretación de mis recuerdos, por lo que habrá fallos y omisiones. Mis disculpas a los jugadores.

Por supuesto, el que quiera jugar esta aventura que ahora está disponible en un hilo del foro debería abstenerse de leer lo que escribo a continuación.




La partida tiene la siguiente introducción:



La noche del vigésimo día del undécimo mes del año 471 el jefe Nairo, líder indiscutible de la sociedad criminal más importante de Inenil fue asesinado en su domicilio. La guardia reaccionó deteniendo a algunos de los hombres de confianza de Nairo para su interrogatorio, pero antes de que se produjera en condiciones, la violencia se desató en las calles para alzarse con el botín del jefe. El jefe de la guardia decidió soltar a los lugartenientes con la misión de que controlaran la violencia en las calles.


Los jugadores encarnan a los subalternos del fallecido jefe, y deben repartirse de forma secreta (sólo el máster lo sabe) los roles del asesino, el infiltrado que intenta descubrir quién es el asesino, un agente de la corrección que... mejor seguir más adelante y el que sabe donde está el alijo de la droga. El resto de personajes asumen papeles sin intereses especiales, pero como había cuatro jugadores exactamente (el quinto se retiró a dirigir su propia partida porque había overbooking de jugadores) todos tenían algo de lo que preocuparse.

Los jugadores se hicieron sus fichas con un modelo extremadamente simplificado. No se accedía a ventajas y desventajas ni se podía elegir profesión ni trasfondos. Lo único que hacían era colocar puntos de atributo y elegir habilidades. Después seleccionaban en un papel los roles especiales que estaban dispuestos a asumir, y el equipo que querían tener (del que luego yo tachaba lo que no procedía). Lo más interesante de todo esto era que todos sospechaban que habría un asesino y un infilstrado entre los personajes.

Todos los jugadores asumieron sus personajes con mucha veteranía, y pudimos hacer un rol abierto en el que todo respetaron los secretos de los demás. Los personajes fueron los siguientes.

El jefe Viper: Un espabilado rápido de mente que estaba bastante cerca del jefe. No era conocido por su fuerza, eso sí. Había orquestado el asesinato de Nairo.

Zacarías: El que resultaría ser el agente de la corrección era un tipo tirando a obeso y algo tendente a la bebida. Luego veremos por qué.

Aveliad: Estaba al corriente de la posición de la droga, y le sacó partido. Era además hombre hábil con las armas.

Allana: Una mujer bastante discreta y tranquila que era consejera del jefe. Era la infiltrada de la nobleza debido a su más que apreciable seso.

En cuanto al transcurso de la partida, esta comenzó de forma relativamente tranquila, pues los jugadores parecían tener cierto miedo a asumir iniciativas. Querían tenerlo todo muy controladoy solamente el jefe Viper tomó la iniciativa con una frase: "Somos criminales, en nuestra profesión se corren riesgos". Intentaron ganarse a la guardia manteniendo la iluminación, y finalmente consiguieron el finero del jefe y empezaron a mover la droga (Aveliad se lo pensó muy bien antes de sacarla).

Las cosas no iban muy bien. Los otros dos jefes de la ciudad (Omax y Marne) se habían hecho con el control de las zonas críticas. El jefe Viper (ya conocido por "el jefe") y Allana decidieron infiltrarse en el prostíbulo cuartel de Omax e iniciar un incendio para desprestigiarlo ante la guardia. Era un buen plan, pero el jefe Viper fue capturado y algo torturado. Pero fingió traicionar a sus compañeros (aunque dio una buena información auténtica) y obtuvo una buena tirada de "engañar". Omax y él planificaron una emboscada para el resto de jugadores.

Viper se portó bien, y contó el plan al resto, así que finalmente hablaron con el jefe Marne para coger a Omax entre dos frentes y repartirse la ciudad. Remataron el plan sobornando al jefe de la guardia para conseguir armas y armaduras de mallas, y conseguir información sobre el cadáver del jefe Nairo (ahí empezó la investigación real que a Viper le convenía retrasar).

Antes de la batalla se dedicaron a cavar en el cementerio, encontrando algunas pistas en el cadáver. La batalla salió bien (la emboscada y las armaduras de mallas cambian mucho las cosas) y los personajes se repartieron el liderazgo criminal de la ciudad con Marne.

Los jugadores llegaron a la puta que había sido testigo del asesinato de Nairo. Y ahí vino una de las mejores escenas (junto con la de la negociación de Viper con Omax). La cuestión aquí era que Zacarías, el personaje del corrector era en realidad el asesino, y el intento que Viper había orquestado en realidad no había llegado a producirse. Zacarías se quedó bebiendo en un bar, seguro de que la prostituta la reconocería.

En realidad esta se hubiera portado bien, y lo hubiera protegido a él en agradecimiento por haberla dejado con vida. Señaló al hombre de Viper (se lo había ordenado la Corrección), pero lo hizo con incoherencias. Viper podría haberse dado cuenta de ellas, creo que hubieran cambiado las cosas. Él mismo empezaba a estar seguro de que él no era el culpable.

"Kharma" tuvo una de las interpretaciones más honestas que he visto en un jugador al escenificar la preocupación de Zacarías, quien, algo bebido preguntó "¿Qué ha dicho?" con una insistencia y premura excesiva. Pero estaba a salvo.

La ciudad estaba controlada, pero la nobleza quería a un culpable muerto por el asesinato. La infiltrada,Allana, señaló a Viper, y este fue ejecutado por la vía rápoda.

Quedaba, pues, el premio "canon". Aunque Avelliad era el jefe obvio por tener el control de más sectores, no tenía bastantes puntos como para mantenerse. Zacarías los tenía (había conseguido que la Corrección no se viese implicada), pero quería apartarse de la vida criminal lo más posible. Allana sí los tenía, pues había ejecutado "al culpable", o por lo menos al jugador que tenía que perseguir. Además había estado detrás de una buena cantidad de buenas ideas del grupo. Era la típica persona que estaba atrás... pero estaba.

Con toda esta información, la historia quedó como sigue:

Aveliad se hizo líder temporal de la mitad de los sectores criminales de la ciudad, y Marne (el pnj) de la otra mitada. No obstante pocos meses después la nobleza, presionada por la Corrección, pediría un liderazgo único a Allana, quien conspiraría para conseguirlo. El jefe Marne y Aveliad correrían destinos algo peores. Por otra parte, Zacarías intentaría alejarse del mundo del crimen, pero la Corrección le insistiría en mantenerse muy cerca de Allana, quien estaría vigilada de cerca.

Allana llevó en el futuro sus actividades centrándose en el juego y la prostitución, y evitando los asuntos de drogas que pasaron a estar controlados por una banda menor. La líder fomentó la individualidad de sus subalternos, pero fue extremadamene cruel con aquellos que la traicionaban. Trató con dignidad y cuidado a la nobleza, e intentó mantener alejada a la iglesia y la Corrección.

Lo último no lo consiguió.


Entradas similares: