Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Reseña de la partida de marzo de 2015
29-3-2015 18:16
Por Verion
Aunque no creo que debamos ser los "máster" los que reseñen las partidas, en este caso voy a hacer una excepción y voy a hacerlo, y aprovecharé para reseñar un poco a los jugadores, lo que en este caso tiene su interés porque me siento muy alegre de que esta partida rompa con algunos cánones del rol, especialmente en cuestión de jugadores, que en este caso eran diez más el máster. Un total de once personas pegadas en una mesa con sillas muy ajustadas.



En la foto se puede ver abajo a la derecha mi nuca, y por orden contrario a las agujas del reloj, Iván, Nora, Celia, Siul, Sigeiror, Pilar, Koldraj, que no se le ve, Lorena, la silla vacía de Senshi, que está sacando la foto, y Javi Solo.

Parte del reto implícito (nada provocado) era que tres jugadores no conocían en nada el sistema de Espada Negra. Esto a mí me preocupó un poco porque la partida era una dungeon de la leche de complicada, y se iba a involucrar mucho combate, y ya se sabe que eso no es del gusto de todos. Pero era el destino que los hermanos habían decidido, así que obré como siempre por el rol objetivo y me importó un pimiento su diversión. Como la del resto, por otra parte, porque soy ese tipo de máster.



Realizamos la creación de personajes con el apoyo de las aplicaciones de móvil y otros dispositivos en un tiempo relativamente aceptable, sin resúmenes ni omisiones, incluyendo ventajas y desventajas, trasfondos, poderes, y todas las no poco elecciones posibles. Yo había llegado al lugar a las tres de la tarde y empezamos a jugar a las cinco.

Uno de los puntos de interés de la partida era que los jugadores contaban con un elemento tangible, en este caso un diario de investigación de un estudioso del templo en cuestión. Este elemento era una libreta con unas treinta páginas con mucha información que sería una referencia continua durante la partida y que daría lugar a una ingente cantidad de información que si no se utilizaba daría lugar a... bueno, una partida corta.

Y así treinta páginas.


La preparación de esta partida me había llevado quince largas horas en las que había detallado la personalidad de los sujetos implicados, algunas posibilidades de resolución de las dificultades, la creación de las no pocas fichas de oponentes y por supuesto la creación de la mencionada libreta. Todo un reto que me cobraría en muertes, o por lo menos en SUFRIMIENTO EXTREMO.


Pero la partida no fue corta, y tanto veteranos como recién llegados aguantaron el tipo y sufrieron la tensión hasta el final en una consecución de decisiones apresuradas y difíciles, y combates extremadamente complicados, hasta las cinco de la mañana. El cambio de hora nos molestó en este sentido. Pero en cualquier caso once horas de partida me parecen algo tremendamente satisfactorio, aunque eso sí, muy agotador. Tengo que decir que en general siempre había alguien con la libreta en las manos, y que todos los jugadores se apremiaron al combate, lo cual me alegró.

Trece horas de fichas, runas, contadores y sufrimiento.

A Iván pareció sorprenderle el estilo objetivo, según el cual el número de enemigos o la dificultad de los retos no habría cambiado porque fueran menos jugadores, por lo que quizá los retos no habrían sido superables en ningún caso.

Un detalle que a mí me encantó es que el combate fue interesante pese a la extrema diferencia de "nivel" de los personajes. Había grandes héroes imbuidos de increíbles cantidades de experiencia, pero también personajes recién creados, y todos tuvieron algo que decir y aportaron al resultado final. Esta naturaleza de desarrollo perceptible (dimensión lúdica importante desde mi punto de vista) pero no segregativa me parece uno de los aciertos de Espada Negra que permiten fomentar una forma de juego en la que cada personajes tiene una identidad clara y significativa dentro del juego.

Quizá algún jugador se decida a publicar una reseña de los contenidos de la partida en sí. Creo que el contenido fue apasionante, pero no soy objetivo para juzgarlo. Pero eso sí, los números a mí me parecen una victoria en sí mismos.
  • 15 horas de preparación.
  • 10 jugadores.
  • 13 horas de partida.



Entradas similares: