Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Desaparecer tras un crowdfunding
27-2-2015 10:17
Por Verion
El otro día alguien lanzaba en google plus, (¿la red social preferida por los roleros españoles?) el pensamiento de que últimamente se ven menos “crowdfunding”, y se arrojaba la reflexión de si había cierto oportunismo en relación con las fechas de gran consumo. Así mismo en algunos comentarios se mencionaba que de de los responsables de algunos proyectos se deja de saber nada durante meses. Quiero añadir mi perspectiva a estos dos asuntos que obviamente me atañen como parte de un equipo que sacó adelante su proceso de financiación colectiva en las fechas citadas.

La verdad es que nosotros simplemente queríamos publicar en juego de rol de Espada Negra. La editorial con la que íbamos a hacerlo cerró sus puertas, y tuvimos que encontrar una respuesta rápida a los problemas que esto suponía. Creo que desde la retrospectiva habríamos hecho lo mismo, y si hubiera ocurrido ahora, lo habríamos hecho ahora.

Ahora bien, ¿habría tenido en este caso la misma aceptación? Pues desde luego no me corresponde a mí decirlo, porque no lo sé. Quiero pensar que la mayor parte de jugadores de Espada Negra han participado en el crowdfunding porque estaban muy convencidos por un material completo que hemos enseñado durante casi dos años, pero ciertamente los expertos en ventas nos dicen que no era mal momento, si bien no es el único buen momento y depende mucho del colectivo.

Lo que sí da que pensar es que estos procesos de financiación colectiva tengan esta parte de proceso de venta, lo cual da la entrada a conceptos bastante perniciosos, como la publicidad, la promoción, el marketing, y muchos más “ing” que a mí personalmente me ponen muy nervioso y me hacen cuestionarme si el mundo es un lugar que merece la pena salvar, y si por el contrario uno simplemente debe unirse a la vorágine de locura, pero a mala leche intencionada. ¿Y qué quieren que les diga? Seguramente ya saben que para mí un proceso de crowdfunding debería ser una petición de ayuda sincera y humilde. Pero si me apuran, incluso un proceso de venta debería ser también sincero, equilibrado y recíproco, pero de eso hablaré un poco más en el futuro.

Más pensamientos me despierta la mención de que los responsables de muchos proyectos desaparecen tras recaudar los fondos de su crowdfunding, hecho que realmente suena chocante, porque en el momento álgido hacían un montón de ruido.

Personalmente tengo que decir que estos proyectos suelen ser pequeños, y que aquellos que estábamos centrados en el proceso de financiación luego tenemos que centrarnos en otros aspectos, y que no hay tiempo para todo. Precisamente en estas últimas semanas este servidor de sus mercedes ha escrito y participado menos de lo que quiere, pero he seguido atento a los debates, e incluso he redactado la entrada más larga de este espacio, y lo hice porque tenía un sentimiento muy fuerte a ese respecto. Y si me trago eso, me duele... y eso es porque hay aspectos personales y sociales que demuestran que, por lo que a mí respecta, soy una parte de una comunidad que en este caso no tiene una definición formal, pero que entiendo.

A despecho de la justificación que he formulado con respecto a este asunto de la escasez de personal, no creo que sea escusa para desaparecer. Si una persona era súper maja y sonriente durante su proceso de financiación colectiva, y luego cuando ya ha recaudado desaparece de la faz de la tierra, para mí es un falso. Y quizá sea algo que funcione, de hecho parece que funciona, pero si yo hiciera eso me sentiría fatal. De verdad, que no me parece bien, y no creo tener que andar diciendo las cosas de formas suaves o con eufemismos. Quien se de por aludido, él sabrá.



Esto no significa en absoluto que nosotros (o yo mismo) lo hagamos todo bien, y desde luego quiero que si se da el caso de que estemos cometiendo errores, que nos lo hagan saber. Hasta que eso ocurra, este servidor de sus mercedes seguirá trabajando duramente, y escribiendo un artículo al día, en tanto que el tiempo se lo permita, y desde luego leyendo sus textos, viendo algunos de sus vídeos (de estos no muchos), comentando donde crea que humildemente puedo aportar, y conversando mucho por chat, que me encanta. Todo igual que como lo hacía antes del crowdfunding, y como seguiré haciéndolo dentro de meses (y creo que años), porque tenemos mucho que decir, y yo quiero seguir siendo parte de esta comunidad.



Entradas similares: