Hermanos Juramentados de la Espada Negra
¿Cómo resulta el alfa de Ollvaror Caves para uno de sus autores?
8-8-2016 08:44
Por Verion
Como resumen parcial: este es el primero de una serie de artículos sobre la alfa que me obligo a mí mismo a escribir; esto ha pasado a ocupar todo el tiempo que tuviera disponible.

Grandes combates como este ocurren continuamente.

Comenzamos el proceso de alfa cerrada el jueves pasado. En este momento se dio acceso a los miembros de la hermandad que solicitaran dicho acceso, con lo que se consiguió una primera noche de interesante caos seguida de unos días de actividad variable. Coincide con un periodo en el que muchos hermanos están de vacaciones y han retrasado el momento de unirse al resto de esclavos de los Ollvaror.

Como era de esperar nos hemos estado encontrando con nuevos contratiempos fruto de la “puesta en abierto”. Quizá el bug más horrible de todos ha sido uno que “tumbaba” a los servidores cuando estos llevaban un número de horas inactivos. No se trataba de un comportamiento que diera lugar a excepciones en el propio código, con lo que resulta tremendamente difícil de seguir. Por fortuna el propio proceso de detección me dio una pista, y ahora un proceso de ping cíclico por parte del servidor central a los servidores de partidas da por superado este horrible error.

Antes de todo gran combate combiene equiparse decentemente.

Quizá lo más sensible para mí ha sido la diferencia entre entrar a las pantallas a hacer pruebas, a entrar a las pantallas a jugar partidas con el riesgo perceptible para los personajes. Creo que se ha conseguido totalmente el efecto que se había deseado en este sentido, y el juego es hardcore pero no necesariamente difícil, da lugar a que haya diversos roles de combate que no implican necesariamente una gran habilidad (aunque otros sí), y en general (ya lo detallaré) creo que satisface unas necesidades que otros juegos no cubren gracias a que sus conceptos son realmente muy diferentes a otros juegos.

Como resultado de esto ha mutado mi tiempo libre. No es que haya dejado de hacer otras cosas, y desde luego salgo a hacer deporte variado al mismo ritmo que antes, pero sin duda no tengo ganas de jugar a otros juegos y no veo ninguna película o serie. Prácticamente cuando me voy a dormir estoy tan cansado que ni leo. En este sentido a mis horas de trabajo y desarrollo se unen las de pruebas, a las que destino el tiempo que normalmente dedicaría al ocio.

Como decía al principio, este es el primero de una serie de artículos. Pretendo retomar mi costumbre de llenar este blog de textos variados, en este caso principalmente relacionados con el videojuego Ollvaror Caves que esperamos publicar pronto.

Algo que uno siempre se alegra de ver.



Entradas similares: