Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Solo falta una página por maquetar
14-3-2015 12:38
Por Verion
Nos queda muy poco para que el juego de rol de Espada Negra esté en manos de aquellos que decidieron financiarlo, y en las tiendas. Para conseguirlo hemos metido la zarpa en una infinidad de procesos para que todo tuviera el máximo sabor al carácter diferenciador de Espada Negra, desde los entrantes hasta el postre.

Personalmente tengo el recuerdo de haber pensado en cada aspecto para luego ponerlo en común con el resto de hermanos. Por ejemplo siento orgullo al ver las columnas que hacen de marco en la maquetación (ahora también en la versión web) que tanto nos dieron de pensar, pues están llenas de detalles muy concretos que disponen la visión general de doce de los trece dioses de Espada Negra. Recuerdo planearlas de forma “personal” (quiero decir, cutre) en un buen número bocetos después de sopesar otras posibilidades diferentes. Recuerdo un viaje de tren volviendo de Galicia realizando docenas de llamadas con David Arenas (su ilustrador) entre mensajes mal recibidos con las diferentes versiones de cada dios esculpido en la piedra dibujada.

Y así cada detalle: cada regla, cada ilustración, cada texto ambiental, cada paso en el crowdfunding. Y eso sin tener en cuenta los artículos con los que gustosamente me mantengo en contacto con la comunidad.

El último detalle a cerrar en el juego de rol, incluso después de la lista de mecenas ha sido la cuestión de los créditos. En esta sección hemos detallado la asesoría editorial de HT Publishers, la portada de Eduardo Rodríguez, la maquetación de José Riera, los agentes de la corrección, los beta tester externos... y el trabajo de la hermandad. A falta de una definición mejor, y para no llenar líneas y líneas lo hemos resumido como “Creación, desarrollo y acabado”. Simplemente.

Pero los hermanos nos debíamos y debíamos algo más personal que ya estaba previsto, y dedicamos unas pocas páginas (las últimas del volumen) a explicar nuestra situación personal en relación al juego. En este sentido cada hermano ha tenido libertad para expresar sus emociones en sus términos y no se ha limitado a nadie en ningún sentido. En esta sección han participado los hermanos Sigeiror, Ludrix, Crom, Vorvek, Valiak, Guillermo, Ajkhum, Kerian, Siul, Senshi, Guthor y Koldraj. Por ahora doce hermanos, y ahora falto yo, el hermano número trece. Había supeditado hasta el momento para utilizar el espacio que quedara razonable en la maquetación, y este es algo generoso.

El caso es que después de millares de detalles, de miles de páginas de novela, de 698 artículos (este es el 699)... no tengo muy claro qué decir. Y no es que tenga poco que decir, como me ha señalado Sigeiror podría escribir otro libro solo sobre lo que podría incluir en ese espacio. Es que no sé qué cosas concretas escribir en ese espacio tan especial y personal.

Llegué a pensar en que si la maquetación no dejaba suficiente espacio pondría algo muy breve o prácticamente nada, pues el resto de hermanos ya han incluido con apasionante sinceridad no solo sus puntos de vista y emociones, sino muchos aspectos de cómo ha sido este proceso creativo.

Así que lanzo esta pregunta a todo el que me haga el honor de contestar: ¿cómo debería utilizar este espacio?


Entradas similares: