Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Noches de sangre en Nased -> Report de partidas -> Campaña en Madrid: Partida V. Una trampa bien urdida

Campaña en Madrid: Partida V. Una trampa bien urdida
5-6-2017 10:59
Por Verion
Sabiendo que el médico había inhalado unos vapores tóxicos, los asistentes realizan algunas conversaciones sobre la frustrante falta de posibilidades. Entran en contacto con un panadero líder comunidad que parece tener intereses comunes (Farad, o algo así, lo jugaba Koldraj).

Tras un par de actos de menos importancia surge el conocimiento de que va a llegar una caravana desde el norte con suministros más que necesarios para la ciudad.

Farad tiene como contacto el líder operativo que obra en nombre del gobierno, un funcionario que parece estar bastante asustado, pero al que no le queda otro remedio que manejar la situación. Cuenta a Farad que la caravana llegaría al cuarto día por la puerta norte.

El grupo decide poner esta información a disposición de las bandas con el fin de que se presenten en el lugar y diezmen su número en el combate resultante mientras ellos intentan hacerse con las mercancías en el caos resultante.

En el tercer día el funcionario reune a miembros de las bandas. No acude ningún líder, pero en cualquier caso les presenta a sus emisarios un contrato según el cual ninguna banda atacaría a la caravana y todas recibirían una parte de los bienes para repartirlos entre el pueblo, con la amenaza de que el gobierno se aliaría con las bandas que lo cumplieran contra las que incumplieran.

Marloc escucha a Daida en este sentido, quien le recomienda el ataque, aunque realiza unas maniobras de última hora fruto de las cuales no se produce el citado combate.

No obstante la banda del sindicato de minería tampoco se hace con nada, puesto que la caravana era un señuelo. En realidad la mercanía llega por el sur y es introducida en la ciudad sin mayores problemas y puesta a disposición del gobierno. A esta acompañan medio centenar de guerreros veteranos especializados en combate urbano que parecen desequilibrar la balanza del poder en favor del gobierno.

No obstante las bandas no han combatido entre sí, y no están precisamente débiles...