Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Un crowdfunding cada mes
23-11-2015 14:19
Por Verion
No me cuesta recordar ese crowdfunding que los hermanos de la Espada Negra realizamos en cooperación con HT Publishers en noviembre de dos mil catorce. Entrevistas, ampliaciones, artículos, desarrollos… recuerdo que esos cuarenta días para mí se hicieron muy largos. Extremadamente largos, como si nunca fuesen a llegar a su fin. Y tuvo muchos momentos tensos y grandes dificultades. Recuerdo este vídeo hecho "de última hora".


El tiempo no me ha dibujado una falsa percepción de aquellas semanas. Tuvieron muchos aspectos negativos que a fecha de hoy tengo muy claritos. Y no me refiero solo a los avatares propios de estas campañas, sino incluso a otros más personales que se dieron como eventos específicos. Cuestiones que quizá sea mejor que guarde dentro de mí para no apesadumbrar a los lectores.

Pero si evito pensar en esos aspectos negativos, sin duda había cosas que me gustaban en todo aquello. Mirar cada día con algo de ilusión y sentir que había cada vez más personas que apoyaban el proyecto, bastantes de las cuales no conocía (y me gustaría conocer), o descubrir nuevas interacciones y aspectos de este proyecto a través de las entrevistas y los vídeos. Era bastante revitalizante.

De alguna forma es como vivir intensamente. Por eso la percepción del tiempo se distorsiona tanto y da lugar a esa sensación tan característica. Supongo que debe ser parecido a muchos otros hitos vitales que seguramente a mí no me toque pasar, y algunos que sí.

Siempre he creído que los principios tienen que ser una guía de comportamiento que se perciba en cada paso. Es decir, no es suficiente con que definan el fin de las acciones, sino que cada una de estas acciones y métodos empleados debe ser coherente con esos principios. Y creo que ese es el motivo por el que estoy en paz con ese periodo, por el que yo personalmente me siento orgulloso de lo que hicimos.

Así que con todo lo dicho, no me importaría que en Espada Negra pasáramos por otro crowdfunding. No sé si para el juego de rol, para el juego de mesa, para el videojuego o para qué. No me importaría que fuera un crowdfunding más gordo o más chico. Lo haría con gusto, y seguramente con menor coste personal gracias a la experiencia adquirida.

¿Y por qué menciono todo esto? Porque de alguna forma estoy teniendo todas las sensaciones positivas, y casi ninguna de las negativas gracias al “Juégame” de Espada Negra. Porque supongo que ese contador es de alguna forma un tipo de “contador de experiencia” que indica cuando sube de nivel lo que hacemos, y cada día lo miro con la ilusión de que haya aparecido alguna partida nueva, y van apareciendo. Y estamos a menos de una semana de cerrar el primer mes completo muy cerca de una recompensa totalmente ambiciosa en las veintiséis partidas. Y estoy deseando que vuelva a empezar el “Juégame” en diciembre, y estrujarnos los sesos para dar lugar a nuevas ideas atractivas de crear y de utilizar.

Veo en el “Juégame” una gran cantidad de experiencias. A la perfecta visión la estructura tradicional de mesa se unen las partidas de jornadas y las “online”, y aún más, alguna partida experimental como esa jugada en un autobús gracias a la aplicación para móvil. Grupos tan grandes como trece personas o tan pequeños como dos. Tipos más que maduros, pero también jóvenes menores de edad. Experiencias familiares, pero también con desconocidos. Hombres y mujeres. Fotos de jugadores. Tramas como Nerdua, el caminante negro, un imperio en ruinas, la hermandad, los restos inmortales de Soid, y un montón más.

Estoy deseando que lleguemos a esas veintiseis partidas. Que los manuales de Espada Negra no cojan polvo en las estanterías. Y azuzando la imaginación para, el mes que viene, ofrecer nuevas recompensas, tan novedosas en su concepto como el mismo “Juégame”. Amo esto, merece la pena muchísimo.



Entradas similares: