Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Esos mandobles endebles
29-5-2017 13:29
Por Verion
El artículo en cuestión viene solicitado desde una conversación de dentro de la hermandad, que a su vez viene motivada desde una partida en la que un jugador observó que su mandoble se iba dañando con una facilidad tremenda. Obviamente esto va a tratar de Espada Negra, pero también un poco de la historia de las armas.

Vamos a estudiar esto de que el mandoble se parte mucho: se trata de un arma de estructura tres, que es una de las más bajas, pero además es un arma de cierto peso que exige una notable fuerza tres. Si el personaje se cansa en su chequeo de daño, arrojará seis runas, o incluso ocho si cuenta con la cualidad especial “combate a dos manos experto”, con lo que efectivamente el arma va a sufrir muchos daños.

Hay dos motivos principales por los que el mandoble cuenta con esta característica. El primer es el propio equilibrio de juego, dado que probablemente sea la mejor arma en términos de juego, pero el segundo es de lógica histórica, o incluso general. Sigamos con esto.

El mundo de Espada Negra tiene una distribución tecnológica muy irregular, pero por lo general se podría decir que atraviesa un momento bastante negativo. Cuando los jugadores de rol contemporáneos pensamos en un mandoble, tenemos nuestra visión muy condicionada por las armas de recreacionismo actual, por las películas y por la ficción en general, que nos lo pintan como un arma infalible que solo se daña en circunstancias muy particulares. Vamos a dedicarle unos párrafos a este problema de las espadas, si bien yo no soy experto en el asunto.

Espadas se han usado durante casi toda la historia conocida. Probablemente sean las armas más prácticas en términos de ergonomía y por lo tanto de posibilidades ofensivas y defensivas, pero tienen un importante problema de coste de fabricación y mantenimiento que evidentemente ha estado asociado a la tecnología de cada época. Desde las espadas de obsidiana o de hueso a las espadas de caballería, normalmente han sido armas más asociadas a la oficialidad o a la élite que a la infantería de línea, a la que se destinaban armas más económicas (aunque en ocasiones también más prácticas) como las lanzas.

Podemos fijarnos en un ejército clásico que utilizara espadas en sus tropas generales: las legiones romanas. En este caso las espadas no son para nada mandobles, ni siquiera espadas largas, sino espadas cortas. Como bien sabemos, el ejército romano estaba obsesionado con la logística (lo que no es mala práctica), y precisaba un arma fácil de reparar o de remplazar. Si hubieran podido, seguramente habrían elegido una espada más larga, pero esto no era posible.

El motivo principal es que el metal utilizado no era precisamente puro, y que la técnica de forjado tampoco era una maravilla. El hierro puro es duro, pero también muy quebradizo, y las aleaciones cutres de esa época eran maleables. O sea que las espadas fabricadas con él se doblaban.

Bueno, Slaine no es una fuente histórica...

Manejarse con armas de calidad miserable es jodido, así que es mucho mejor hacerlo con armas cortas en las que la tensión a lo largo de la hoja va a ser menor, y en las que el esfuerzo de reparación sin duda va a ser menos laborioso. Este es el motivo principal por el que no se suele hablar de mandobles en la antigüedad y por el que los mandobles de Espada Negra se parten tanto. También es el motivo por el que la esgrima dormenia es, también, tan vulnerable.

La utilización de espadas de mayor longitud suele ir asociada al uso tecnológico del acero. Para el que no lo sepa, el acero es hierro con carbono, por ejemplo una parte de carbono por cada cincuenta de acero. Esto dota al metal de elasticidad, que aunque pueda sonar paradójico, es lo que hace que el arma no se parta ni se doble.

Un problema de todo esto es que no es fácil distribuir el carbono de forma homogénea. Puede parecer muy obvio, pero incluso en los procesos industriales actuales puede haber fallos en este sentido, así que con tecnologías anteriores y mucho menos conocimiento, se daba lugar a un reparto irregular: en las partes en las que hubiera demasiado carbono, la hoja sería muy maleable, y en las que hubiera demasiado poco sería quebradiza.

Esto de nuevo nos lleva a que según se va mejorando la técnica y la tecnología, las armas de mayor longitud son posibles, y por lo tanto los mandobles o las espadas más ligeras y flexibles son conceptos relativamente tardíos.

Señalaré, como inciso, que este concepto se aplica también a armaduras: una zona en la que el carbono estuviera mal distribuido sería más quebradiza, y por lo tanto evidentemente podría suponer un problema para el guerrero o soldado que la llevara.

Añadiré también como inciso que estos conceptos siguen siendo relevantes hoy en día. De acuerdo que ya no se ven muchas espadas, pero existen muchísimos expertos en cuchillos que van a discutir durante horas si es aceptable que un cuchillo enterizo esté hecho en acero BOHLER o en MOVA (Molibdeno Vanadio): el primero retiene mejor el filo, pero el segundo es más flexible (y también más barato). La decisión de una marca de pasar de uno a otro puede llenar páginas de foros de discusiones. No he querido meter este asunto de la retención del filo en este artículo porque me parecía rizar el rizo, y en cualquier caso un poco intrascendente para el propósito bélico del artículo.

Pero volvamos al mundo de Espada Negra, en el que están muy preocupados por la letalidad y adaptabilidad de sus armas, pero no tienen del todo claras las tecnologías necesarias para conseguirlas. En este caso la primacía bélica pertenece a las espadas cortas que van a aguantar mucha tralla (estructura cuatro), mientras que las armas más personales (espadas dormenias, mandobles guneares) destacarán en el uso puntual, pero estarán sometidas a un desgaste mucho mayor.

Esto no es ninguna tontería. Como individuos podemos estar algo frustrados con la resistencia de nuestro mandoble, pero para cuando este se haya estropeado, sin duda habremos medido unos cuantos golpes muy impresionantes a nuestros enemigos. De acuerdo, nuestra arma está estropeada, pero si nuestro enemigo está muerto… no es mal cambio.

No obstante si en nuestro anhelo es necesario un mandoble que aguante el paso del tiempo, tampoco es imposible. Un mandoble de nivel dos es algo que está la disposición de los maestros herreros de casi cualquier parte del mundo, y nos garantiza estructura cuatro, algo mucho más aceptable para conseguir mantener la letalidad.

Si aún así no nos sintiéramos seguros, es posible convencer a los grandes herreros guneares que nos hicieran un mandoble bendito por sus dioses y sus grandes conocimientos del acero. Un arma de este estilo podría ser de nivel tres, y que por lo tanto implicara estructura cinco, algo más complicado de estropear.

Y supongo que en definitiva esto es lo que por el momento tengo que decir de los mandobles y su aparente fragilidad. Me despido, por lo tanto, con una ilustración muy adecuada para el propósito: la mentalidad del acero.




Entradas similares:
Re: Esos mandobles endebles
29-5-2017 16:08
Investigando sobre el tema, y preguntando a unos amigos que hacen recreacionismo medieval, me encontré con datos curiosos.

Por un lado, que sí, las espadas se rompían más de lo que uno cree (no siempre quebrarse, pero sí doblarse y perder mucho filo, especialmente contra oponentes con armaduras metálicas, que no siempre era el caso, pero hasta con huesos) y también encontré un par de datos sobre mandobles que se doblaban por el ímpetu de sus usuarios (celtas gaélicos creo que eran).

Otra cosa es la de los mandobles en sí. Se usaban bastante para romper filas de piqueros. Dato interesante: había una tropa de soldados de choque alemanes (no recuerdo el nombre) que iban con mandobles para romper las filas y que las demás tropas vinieran tras ellos. Como la conformación de estos soldados de choque era de condenados a muerte que se les daba la posibilidad de vivir arriesgando la vida en las primeras filas, los mandobles eran de muy mala calidad: ¿para qué gastar un buen metal y manufactura en unos condenados a muerte?

Re: Esos mandobles endebles
29-5-2017 19:15
Por Crom
Son los doppelsöldner, Atrus. Pero no eran condenados a muerte, sino soldados con doble paga que usaban mondantes de muy buen acero.
Re: Esos mandobles endebles
29-5-2017 23:15
Por Taraak
Yo en general trataba la perdida de filo como daños leves en las armas, me explico, que tu espada pierda un par de puntos de daño me resulta mas asimilable a un arma mellada o algo doblada que a grietas o roturas del metal, mientras que daños mas elevados pueden ser dobleces importantes, o, roturas y grietas en el caso de que llegue a cero, algo muy jodido de reparar que requiere de una forja, en esta linea me pregunto si es correcta mi interpretación narrativa de las reglas y si seria aceptable "reparar" ese par de puntitos con algo mas portatil que una forja, como una piedra de afilar, aderezada de un pelin de conocimiento de lo que se esta haciendo.

Re: Esos mandobles endebles
30-5-2017 07:51
Nota: el mandoble tiene estructura 4. El razonamiento sigue siendo válido, con 3 sería incluso demasiado extremo.

Re: Esos mandobles endebles
30-5-2017 07:55
Taraak, repara conforme lo que indica la habilidad "forja", aunque sea con carencia de instalaciones decentes (contaría como una instalación de nivel 0).

Re: Esos mandobles endebles
30-5-2017 15:33
Por Taraak
Entonces ¿solamente seria mucho mas difícil pero un experto podría reparar un arma rota con un par de piedras? :/ ¿seria aceptable bloquear esa posibilidad? ¿quizás bajar la dificultad para los daños leves y subirla exponencialmente para los mas importantes? como amante de la forja esta se me hace un reflexión muy interesante.

Re: Esos mandobles endebles
31-5-2017 02:29
Buenas noches. Antes de nada solo queria comentar que pese a lo que diga en este articulo, el juego me gusta. Conste que solo me meto por que se ha mentado la historia y la metalurgia. Dicho esto, saquemos el cuchillo de trinchar.
No soy herrero, ni historiador. Ni siquiera experto en la materia. Primero, y antes de nada las legiones romanas estaban muy bien pertrechadas. Esto es, todo legionario romano contaba con un scutum, un gladius, un pilum y una lorica (ya sea hamata, segmentata, laminata o escamata). La eleccion de arma no es porque no pudiesen armar a sus tropas con un arma mas parecida a una espada de batalla. PODIAN. De hecho en el periodo de decadencia se armo al ejercito con spathas. Y tenian acero.
Otro punto importante es que el hierro no es quebradizo. En absoluto. De hecho es muy blando como material. Hecho que bien usado da unas maravillosas armaduras, pues absorben muy bien la fuerza ejercida sobre ellas. Aunque despues quedan dobladas o abolladas.... Y tambien bastante mascadas.
Bien, pero esto no viene al tema. Con la calidad de acero que existe en esas tierras, hay gente en nuestro mundo que se le haria la boca agua. Se que los odias profusamente. Pero si. Los japoneses tuvieron este problema durante la mayoria de su historia. La mariconada de doblar el acero sobre si mismo sirve para hacer que las impurezas del metal asi como su carbono se distribuyan homogenamente.
Bien, ahora pongamonos con el mandoble. Simplemente no tiene sentido usarlo contra gente con escudos o armadura si el mandoble tiene esas caracteristicas. Seria mas efectivo usar un bate. Se joderia menos. Los unicos locos que usaban algo similar con un acero de mierda, son otra vez los japos. Si, la nodachi. Que era usada contra la caballeria. Para cortar al caballo.
Por ultimo recordar que con la idea que teneis de tecnologia metalurgica en este mundo, bien harian los herreros en quedarse forjando el bronce. Mucho mas facil de fundir, mantener, producir en masa. Ademas no se oxida.
Y por cierto, las armas no se pueden reparar. Hacerlo seria destemplar e acero y hacerle otras cosas muy feas a la estructura interna del arma. Lo que haria que se debilitase. Es mas practico, comodo y rapido volver a forjarla.

Re: Esos mandobles endebles
31-5-2017 11:07
Por Verion
Un saludo, Moucho.

Como decía en el artículo, yo no soy experto en el asunto, así que me alegro de contar con tus aseveraciones. No obstante querría hacer un par de puntualizaciones sin entrar para nada en discutir tus argumentos:

  • En ningún momento he dicho que el ejército romano estuviera mal equipado.
  • No sé por qué dices que odio a los japoneses, es completamente falso.
  • Los daños a los que me refiero en ocasiones con términos abstractos son en verdad abstractos y no detallan la naturaleza del daño sufrido.

Re: Esos mandobles endebles
31-5-2017 13:36
Buenas otra vez. Ahora vamos punto por punto.
El primer punto viene de aqui.&039;&039;precisaba un arma fácil de reparar o de remplazar&039;&039;. Esa aseveracion es incorrecta. El ejercito romano uso durante tanto tiempo el gladius debido a la formacion tan cerrada que usaban y a la normalidad que combatian. Escudo contra escudo en un combate muy cercano. El uso de armas mas largas seria contraproducente.
Ante la segunda, perdon, licencia literaria. Si le he ofendido me disculpo.
Ante el tercer punto, lo he comentado por la respuesta de Taraak. Entiendo que el porque de esa mecanica en el juego.

Re: Esos mandobles endebles
31-5-2017 14:16
Por Verion
Ruego aceptes mi salutación una vez más.

Si tú dices que únicamente es una cuestión táctica, no me voy a mojar más. He escuchado a otros historiadores y esgrimistas defender también el argumento logístico, pero como digo, no es mi campo, y de hecho no suelo escribir sobre estos temas porque no cuento con las referencias adecuadas más allá del conocimiento puntual adquirido.

No me ofendo, en general. No sirve para nada ofenderse :^). Particularmente tengo un amplio respeto por la cultura japonesa cuyos preceptos me resultan de gran interés. Normalmente estoy interesado por las cuestiones sociales, filosóficas y psicológicas, pero estas se entremezclan obviamente con la ciencia, el arte, la artesanía y, por ejemplo, el conocimiento del metal. La forma en la que se adaptaron a sus malas condiciones en esta práctica, es, de hecho, interesante en sí misma.

En la cuestión de mecánica de juego, creo que traslada un punto de vista en el que la fatiga de los materiales tuviera su peso específico y que señalara la implicación y comprensión entre el individuo y las posesiones que lo completan como una entidad bélica. Si bien la reglamentación en cuanto a los daños abstractos es concreta, la de la reparación está más bien sugerida y da lugar a interpretaciones como las que los jugadores hablamos en este hilo. En este sentido podemos imaginar los diversos daños que pueda sufrir un hacha, pero por ejemplo la reparación de una lanza o de un mangual parece entrar más en el terreno de la interpretación concreta de dichos daños y que en muchos casos no estarían sujetos no al trato del metal, sino quizá en el de la madera.
Re: Esos mandobles endebles
31-5-2017 23:38
Por Taraak
Es decir que los daños de las armas son solo un tema mecánico y la interpretación de los mismos es puramente subjetiva.

Re: Esos mandobles endebles
1-6-2017 00:19
Crom, según mi contacto (para ponerlo en términos de juego jaja) son estos los que me dijo: "verlorene haufe". Yo no tengo mucha idea pero no me pareció ilógico el dato, de todas formas, sé que debés saber de esto ;)

Taraak, sí, yo lo tomaría por ese lado, el subjetivo. En mi caso, el daño baja, pero no son más que muescas y pérdida de filo (para las espadas), recién le doy un toque más dramático cuando está más cerca del 0, pero aún no ha habido casos así. Para ser sinceros, en contadas ocasiones ha sucedido la pérdida de daño. No sé si tienen buena/mala suerte o son debiluchos XD

Para la reparación, yo dejo que lo reparen mientras puedan hacerlo y tengan tiempo, que no es cuestión de que crean que con cinco minutos de descanso pueden reparar el arma jeje

Re: Esos mandobles endebles
1-6-2017 23:02
Por Taraak
Atrus Erdruna, que fácil es decir eso con espadas Eridias, :p tenia que verte de escoria callejera dormenia con uno de esos mondadientes :-v