Hermanos Juramentados de la Espada Negra

TRIDECADE?SMO

Se trata de una religión que afirma que en todo momento existen un máximo de trece dioses que tienen diferentes relaciones entre ellos, y cuyos efectos se perciben en el mundo.

El tridecadeísmo es, a fin de cuentas, un esfuerzo por unificar a todos los dioses y todas las relgiones de todas las culturas del mundo, y en ese sentido es un proceso global para conseguir un proceso de entendimiento.

Se podría decir, pues, que como ente social no existe una autoridad sacerdotal ni mucho menos un conjunto de libros o preceptos que den estructura formal al tridecadeísmo. No obstante, hay al menos dos entidades reconocidas que aceptan internamente esta religión como propia. En primer lugar, harrassia, en un esfuerzo por incluir a todas las religiones posibles en su cultura y favorecer el comercio, proclama en sus leyes el tridecadeísmo como religión fundamental, obligándose, en todo momento, a que todas las personas reconoczcan a los dioses, recen a uno como patrón y le ofrezcan sacrificios. La segunda entidad que reconoce el tridecadeísmo como religión propia es la corrección, aunque evidentemente no lo hacen en público.

Al no haber una entidad formal que aclare los principios del tridecadeísmo, no se puede hacer demasiadas afirmaciones. Las mejores fuentes para poder hablar de su naturaleza son los textos de la propia corrección, los elementos coincidentes del resto de religiones, y el conocimiento colectivo, cada cual con sus propios riesgos.

Las siguientes afirmaciones podrían ser tomadas como ciertas en diferente medida:

El número trece es una constante en el tridecadeísmo. No solo hay trece dioses y ninguno más, sino que también hay trece virtudes en grupos de dos, y la misma cantidad de defectos (un total de veinte y seis de cada uno). Otras referencias a este número son continuas, pero no son reconocidas por la corrección ni son coindidentes en varias religiones locales.

El caos es una entidad de importancia constante en el tridecadeísmo. Las personas incorrectas acaban inevitablemente en sus fauces, y están relacionadas con el fin del mundo. También hay una relación bastante clara en el origen del mundo, que podría ser el caos absoluto al que los dioses dieron forma.

Podría haber un ciclo en relación a la naturaleza del alma. Esta pasaría una etapa reencarnándose una y otra vez antes de pasar al servicio definitivo de un dios, o de convertirse en un defecto del caos. Los pasos intermedios, no obstante, también dependen de las acciones en la vida anterior. Por ejemplo, un hombre rico indudablemente habría sido alguien virtuoso en su vida anterior. Para más detalles sobre esta cualidad cíclica es mejor referirse a las religiones locales.

En relación con este ciclo también habría dos lugares o “reinos” diferenciados. Por una parte en el reino de los vivos las almas realizan su vida de forma normal, viajando estas al reino de los muertos al acabar su recorrido. En ese punto pasarían a reencarnarse en un nuevo ser o a convertirse en otra forma ya citada. En este reino de los muertos también habitan los dioses, en lugares o ciudades especiales. No hay ninguna unanimidad en relación a la ubicación de este reino de los muertos, que según algunos estaría en el cuelo (siendo las estrellas agujeros lejanos que comunican los reinos), mientras que en otras teorías estaría en una isla al norte, mientras que algunos simplemente afirman que su naturaleza mágica hace incomprensible su ubicación.

No es claro cuales son los trece dioses. Están reconocidos Airí, Armeniam, Babglón, Daarmina, Drayard, Haradon, Liana, Nadruneb, Taharda, Tatja, Thargron y Sylviz. No queda clara la posición del décimo tercer dios, pero no están reconocidos como tales Soid, por ser una entidad negadora de las demás, Najshet, por no cohabitar en el reino de los muertos y el caos, por ser una entidad sin forma.

Dar estructura formal a tridecadeísmo bien puede ser una tarea inútil, pues este está formalizado realmente en el sentido de que sus trece dioses tienen diferentes cultos bien establecidos en diferentes partes del mundo, si bien echar mano al archivo de la corrección arrojaría mucha luz en esta dirección, pues esta se ha esforzado en acumular información de todos los dioses de forma concienzuda.

Este documento puede ser descargado en versión epub en beta.

Si se decide a hacerlo, tenga paciencia: la creación del archivo se realiza cada vez y puede ser lenta.
Licencia Creative Commons
Este texto se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported. Algunas partes pueden tener restricciones menores. Leer más