Hermanos Juramentados de la Espada Negra
El valor de las ideas y de las influencias
11-8-2014 16:14
Por Verion
Como algunos sabrán, hace unos días se produjo el "Debate sobre el estado del rol" en el seno de las jornadas "Tierra de Nadie 2014". A mí me parece que cuando se tiene un título tan pretencioso se debe contar con participantes más diversos, o por lo menos más osados de los que tuvo en esta edición en la que casi nadie parecía querer discutir la opinión ajena, por lo menos en el rato en el que yo asistí.

Desde mi discreta posición entre el público tuve la ocasión de hacer una pequeña (y mal organizada) intervención. Aunque el modelo de gestión de la charla era bastante abierto, había un constructo social según el cual obviamente yo no pude intervenir mucho. Sí lo hice cuando se produjeron un par de opiniones en relación con las ideas y las influencias. Al hermano Sigeiror le iba a dar una apoplejía si la cosa quedaba así, y no tenía la voz como para replicar, así que yo lo hice en su nombre, aunque no sé si convencí a alguien. Aquí va el desarrollo.

Una de las frases que nos descolocaron fue: "El trabajo tiene valor, las ideas no valen nada". Esto no puede soltarse así por así, y mucho menos en un entorno que se supone que es muy creativo. El trabajo es necesario, porque si no no se saca nada adelante, pero las ideas tienen una importancia terminal, porque si no el trabajo solo sacará adelante proyectos sin interés. El valor de las ideas es intrínseco, definido e imprescindible.

Otra cosa, por supuesto, es que estemos diciendo que "las ideas no se pagan". Esta afirmación de nuevo es falsa, pues de hecho es fácil señalar situaciones en las que las ideas sí se pagan, como en los países con rígidos sistemas de patentes, y no es que yo sea un defensor de las patentes (que no lo soy), pero si lo que nos estamos limitando es a describir una realidad objetiva, entonces sí que pueden llegar a pagarse.

Limitarse además a que el valor esté ligado al pago de un tercero me parece, de alguna forma, un pensamiento muy español, en el mal sentido. Desde mi punto de vista aquellas personas que son muy creativas suelen ser los empresarios o directores de proyectos. Desde luego si alguien con ideas está esperando a que un señor con dinero le empiece a financiar, me parece que sus ideas no son muy buenas.

Aún más, creo que los proyectos en los que se contrata a alguien para que "ponga las ideas" (que existen) son bastante poco originales debido a la peculiar naturaleza del capitalismo y las personas creativas, cualidades que no tengo espacio para desarrollar.

Y en cualquier caso creo que las ideas tienen un valor intrínseco, se pague por ellas o no se pague. Hay muchas cosas por las que no se paga en sí mismas y tienen un valor elevado. Por ejemplo, comportarse como personas decentes con los semejantes, cuidar de los descendientes y de los ascendientes, no tener esclavos, cagar en los orificios destinados para ello, dirigir partidas de rol, o el sexo a veces, por poner algunos.

No se me ocurre un contexto en el que la frase "las ideas no tienen valor" sea cierta.

El segundo concepto contra el que arremetí en mi miserable intervención no tiene una frase que le apunte directamente, pero parece algo muy comprendido, aceptado y repetido en este colectivo. Viene a resumirse en "Tener influencias es lo mismo que copiar".

La verdad es que esta terrible afirmación se señala contra obras que han tenido un gran calado social de los últimos tiempos, y me parece una peligrosa forma, también muy española, de poner "todo a la misma altura". Tengo la sensación de que despreciando a, por ejemplo, Star Wars, los autores españoles se ponen a un buen nivel. "No es que yo copie, es que todo el mundo copia".

Es innegable que todos tenemos influencias. Negarlo quizá sea negar el arte en sí mismo. Cuando uno ve la película "La fortaleza escondida", de Kurosawa, no puede dejar de pensar que "Star Wars" tuvo influencia de ella. ¿Significa que "Star Wars" es una copia de "La fortaleza escondida"? ¿Es "Dragones y mazmorras" una copia de "El señor de los anillos" porque tenga orcos y elfos? ¿Acaso todas las historias que tengan un viaje naval son una copia de "La Iliada"?

Este es un asunto un poco complicado, y sin duda es difícil señalar qué cosa es una copia y qué es una obra que ha tenido influencias. Juzgarlo, supongo, le corresponde al público, pero creo que la diferencia conceptual debería estar clara y no utilizarse, en ningún caso para justificar la falta de personalidad de la obra propia, o de la del amiguete de turno.

En mi ánimo por ser claro, creo que una de las diferencias más grandes es la intencionalidad. Dudo que una persona que pugne por escribir desde su corazón una obra que exprese sus pensamientos y emociones realice plagios, mientras que aquel que envidia el éxito ajeno y obra para conseguir un determinado status social puede pasar muy fácilmente del terreno de las influencias.

Me despido por ahora con una imagen de "Falta de personalidad", uno de los defectos del mundo de Espada Negra. Durante los próximos días seguiré tratando aspectos de los que se habló en la primera parte de esta charla, siempre desde mi punto de vista, y a despecho de las opiniones que despierte.





Entradas similares: