Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Su Majestad Neldar IV, y sus nobles
25-7-2013 13:18
Por Verion
En este caso saco esta ilustración de la tanda usual que solemos presentar cada mes o dos, porque viene muy a cuento, y porque en realidad ya la ha presentado su autora, Ruth López, en su facebook como ilustradora. En él se puede ver el proceso de varias ilustraciones que hace para nosotros y otros clientes. En este caso se trata de una ilustración especialmente interesante porque es ni más ni menos que el rey de Dormenia, Su Majestad Neldar IV.




Se trata de una ilustración que acepta bien "el encogido", quizá debido a esas notables arrugas que el monarca tiene en su rostro, pero que aún así recomiendo ver algo ampliada en su ubicación definitiva en la galería.


Una de las cosas que me gusta de la ilustración es que refleja bien el apogeo del lujo dormenio, que no es que sea mucho, dado que es una sociedad muy atrasada, pero que se lleva con porte y dignidad en ocasiones como esta.


Otra cosa que me gusta es que la ilustración me transmite bastante frío. Creo que en ese sentido refleja bien que es un cargo solitario, bastante más triste de lo que se esperan todos los nobles que quieren ocuparlo, y mucho más de lo que intuyen los millones de pobladores de la nación hegemónica.


Creo que esta soledad es un reflejo un concepto interesante. Ser rey de Dormenia no es una tarea fácil, y aunque se hace con ciertas comodidades y libertades con las con las que no cuenta la clase baja, no se puede hacer de una forma exactamente despótica, pues hay que saber jugar con la tolerancia de las distintas capas de la sociedad, con lo que se da y se quita, y aunque el gobierno de Neldar IV es bastante duro, y probablemente bastante inmoral tiene una característica notable: es muy estable. Y eso no se consigue fácilmente.


En estas últimas jornadas he estado recopilando información adicional sobre las casas nobles de Dormenia, ampliando pues los artículos de las familias Aglazor, Fedder, Trilbanson, Taunori, Asgeifr y Einari. Y por supuesto, el de la familia Neldar. Lo que se acabará traduciendo en ciertas ventajas para el juego de rol en no demasiado tiempo.


Entradas similares: