Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Esperando al personaje perfecto
9-2-2018 12:22
Por Verion
Fue hace algo más de dos años que escribí un artículo titulado “El mito del personaje perfecto”, en que retaba a todos los metajugadores a encontrar un combo o personaje que estuviera por encima de los demás dentro del entorno de Espada Negra. En él explicaba los motivos por los que me parecía poco probable que tal hallazgo ocurriera.


Durante el crowdfunding de fRáGiL se dijo que este utilizaba un sistema sólido, y estas palabras me llenaron de alegría. Realmente creo que es un sistema robusto que dará lugar a mucho juego dentro y fuera de universo Espada Negra.

A fecha de hoy, dentro del Sistema Táctido de Espada Negra (STEN) se han jugado centenares de partidas que conozcamos, y aún estamos a la espera de encontrar algún fallo de sistema, y creo que no se va a dar el caso.

Puedo estar de acuerdo en que quizá haya algunos conceptos que pueden ser más simples e intuitivos, y esta hoja de ruta se puede ver en fRáGiL y dentro de algún tiempo en la especificación genérica STEN2, pero creo que en lo que se refiere a la búsqueda de un entorno equilibrado, creo que poca crítica cabe.

En mi opinión, que el sistema tenga este carácter robusto es un logro que no está carente de dificultad, y no lo digo por las horas de trabajo invertidas en ello, sino porque no existen tantos sistemas que estén razonablemente equilibrados.

Está claro que si nos referimos a un entorno propio de las escuelas modernas, el equilibrio no solo no es una prioridad, sino que este va a quedar rápidamente compensado por las decisiones narrativas. Además los jugadores de estas tendencias tienen poco o ningún interés por encontrar los posibles puntos de aprovechamiento del sistema, pues considerarían estas acciones como algo sucio.

Sí creo que los jugadores de la escuela épica o similares pueden buscar mucho más la optimización de sus personajes, pero he encontrado que en los sistemas favoritos de estas tendencias, el peso del azar es mucho mayor que el de las decisiones tomadas en este sentido, y aunque entiendo que estos entornos tienen evidentes puntos de aprovechamiento, estos están incluso sometidos a la veleidad del azar.

Yo creo que la búsqueda del equilibrio es especialmente sofisticada en los entornos en los que el azar tiene poco peso. Desde el desarrollo de Espada Negra no solo hemos buscado cierta definición de equilibrio, sino además orientar las elecciones tácticas en una dirección muy concreta.

Hasta donde he visto por el momento, los metajugadores más extremos no han conseguido encontrar ese supuesto agujero, e incluso he visto a algunos estrenar personajes francamente desastrosos que han destacado ante enemigos concretos pero que más pronto que tarde han caído contra otros ante los que claramente se impusieron una fuerte debilidad, y en verdad este es uno de los paradigmas que me atraen de STEN, y es que un personaje no solo tiene que mejorar en lo que es fuerte, sino que tiene que buscar también limitar los aspectos en los que es vulnerable.

Sí que me ha resultado muy curioso encontrar jugadores que, en la búsqueda de metajuego óptimo, han acabado haciéndose un importante promotor harrassiano con presencia en las altas esferas (y nulas habilidades de combate), o un notorio jefe de clan con apoyo entre los guerreros. Creo que si esta es la conclusión de algunos metajugadores, entonces se está haciendo algo bien.

En otro orden de cosas, hace tres años organizamos un torneo de gladiadores en el que se simuló una situación de combate total. En esta yo pude observar a una docena de jugadores de variado nivel de experoiencia, pero desde mi humilde punto de vista, creo que la gran mayoría de ellos aún tenía mucho que mejorar en su forma de intentar vencer a sus oponentes.

Creo que STEN hace un gran trabajo en esto, y de una forma muy cómoda lo pone a disposición de juegos como fRáGiL que rápidamente pueden contar, pese a su carácter episódico, con un sistema robusto que da lugar a un interés propio sin que los Máster o creadores de ambiente tengan que hacer casi ningún trabajo. Creo en esto, y voy a seguir creyendo.



Entradas similares: