Hermanos Juramentados de la Espada Negra
Utilizar la fama con un propósito diferente a aquel con el que se obtuvo
8-8-2017 12:51
Por Verion
Últimamente ando un poco pesado con diversos asuntos relacionados con reflexiones personales, y en verdad creo que esta va a ser la última de esta tanda, y de hecho la última en la que trate este tema en el que soy demasiado extremo.

El asunto de la fama es en sí mismo un concepto que lastra causas y consecuencias que suelen ser muy perniciosas. Se me ocurre citar que no existe en mi opinión para nada una igualdad de oportunidades de cara a conseguirla, y que simplemente el factor de la pobreza es demasiado determinante, de forma que una persona con recursos tiene mucha más facilidad para obtener fama que una persona que tenga que trabajar día tras día para malpagar los alimentos y otros gastos básicos que lo mantienen con vida.

Pero de lo que quiero reflexionar no es de las tercas cadenas con las que las personas heredan la riqueza o pobreza de sus antecesores, sino sobre lo pernicioso que resulta cuando una fama obtenida por un supuesto mérito se utiliza con unos objetivos totalmente diferentes a los que hicieron famoso al sujeto.

Aunque rápidamente puedo sacar a colación un ejemplo dentro del mundo de rol del que ya hablé hace cierto tiempo, prefiero servirme de otro que ya he mencionado en ocasiones en el blog en el que un antiguo conocido mío alcanzó cierta fama mediante la música y actualmente se dedica a utilizar su influencia para, entre otras cosas, soltar auténticas burradas sobre, por ejemplo, el colectivo LGTBI. Estas opiniones son escuchadas por muchas de las personas que son fans de su música, que dicho sea de paso, son personas muy jóvenes.

En estos casos no soy en absoluto partidario de ofenderme públicamente (otra cosa será lo que diga en la intimidad), pero sí me inducen a pensar en que el uso de la fama para objetivos diferentes a aquellos que elevaron el sujeto a la palestra pública suponen una cierta inmoralidad.

En este punto cualquiera podría decirme que esta observación no es importante porque las personas son libres de suscribirse o des-suscribirse de las cuentas en los que el sujeto en cuestión expone sus manifestaciones, y quizá tengan razón, en el mismo sentido en el que todo el mundo es libre de apagar la televisión o votar a otros partidos políticos, e incluso de irse al bosque a vivir como un ermitaño si no le gusta el mundo en el que vive.

Yo creo que la sociedad es un ente complejo en el que las obtenciones de las que las personas se hacen meritorias no son tanto una consecuencia de las acciones individuales, sino de una ingente cantidad de factores que se lo han permitido. Por ejemplo, el que tiene un exitoso canal de youtube ha llegado lejos gracias a su esfuerzo, pero también gracias a las personas que lo vieron, a los que lo recomendaron y a los que hablaron de él, y sin duda a los ingenieros de google y a las empresas que pagan su publicidad.

Creo que siendo estrictos este principio se aplica a cualquier persona. Yo mismo he vivido una posición cómoda en la que el agua sale del grifo y la comida del supermercado con relativa simplicidad, y he podido tener un ordenador desde muy joven con el que he desarrollado las capacidades que me han permitido luego ser un trabajador autónomo con suficiente tiempo libre como para escribir novelas. Sin todo ese cúmulo de circunstancias que no son para nada triviales, tendría que estar luchando por mi vida (o estaría muerto) y no podría haber realizado esas acciones. Desde este punto de vista, los elementos destacados de una sociedad no serían los propietarios del mérito de su ascenso, sino la cara visible de un logro de dicha sociedad en su conjunto.

En cualquier caso el estilo de vida moderno no parece hacerse partícipe ese punto de vista, y eso no está carente de ciertos problemas, desde mi punto de vista. Por ejemplo, yo podría expresar que como escritor en este blog tengo derecho a poner los contenidos que quiero, e incluir publicidad para financiar mis actividades. Si en esa publicidad se fomentara el consumo de tabaco, en teoría no se me podría recriminar nada, pero desde luego yo creo que estaría fallando completamente al mensaje inicial.

En el caso de este humilde escritor ni siquiera tendría mucha trascendencia porque no soy en absoluto alguien con fama, pero en el caso del músico que citaba al principio sí tiene más repercusión, porque él uso un arte de acceso inmediato (la música) que le dotó de una fama con la que luego transmite un mensaje transfóbico a las personas que lo siguen.

Me parecería completamente diferente si la persona hubiera alcanzado su fama mediante dicho mensaje que incita al odio. En este caso simplemente intentaría alejarme todo lo posible de sus seguidores, y tendería a pensar que la mayoría de los jóvenes no pierden su tiempo en un mensaje tan evidente. Su pensamiento me seguiría pareciendo repugnante, pero quizá más sincero.

El problema definitivo de todo esto es que las formas de conseguir la fama al final son puentes para acceder a muchas otras cosas. Si por ejemplo alguien quisiera transmitir una filosofía de vida le haría un flaco favor a su causa escribiendo sobre el tema o hablando en youtube de sus inquietudes. En este sentido haría mejor en hacerse cantante pop o participante de un pograma de telefinco.

Desde este punto de vista lo que nos vamos a encontrar es que las únicas alternativas a los partidos políticos actuales serán los participantes de supuestos debates de televisión, y las voces que tengan más peso en la sociedad, las de los incansables de las redes sociales, los famosos de turno que juegan bien al videojuego, los que hacen rap o que le dan buenas patadas al balón.

Mientras tanto el que intentó formarse en la filosofía, la política o la ciencia, con suerte tendrá un trabajo en el que pueda hacer progresar algo esos campos, y con peor suerte trabajará en el banco o en la hamburguesería.

Creo que el mismo concepto de fama es pernicioso, pero en cualquier caso creo que dada su existencia, la fama utilizada para un objetivo diferente a aquel con el que se obtuvo es también pernicioso.

Sé que en estas cosa predico en el desierto, y como tal he decidido que esta sea mi última manifestación sobre el particular que incluyo por si alguien piensa de una forma similar.


Entradas similares:
Re: Utilizar la fama con un propósito diferente a aquel con el que se obtuvo
8-8-2017 19:13
Suscribo. Pones en palabras reflexiones que encajan con mi forma de pensar.