Hermanos Juramentados de la Espada Negra
El mito de las jornadas de Espada Negra
27-11-2015 13:00
Por Verion
A lo largo de los últimos meses me ha ocurrido que alguna que otra persona me ha dicho una variante de la siguiente frase: “¿Para cuando unas jornadas de Espada Negra?”. Algunos incluso han tenido sueños en los que esas jornadas existían, y si bien algunos eran hermanos, otros no lo eran, y aún así veían un futuro con unas jornadas de este tipo.

Evidentemente a mí me gustaría que así fuera, y yo mismo he soñado con ello, aunque más bien hago secretos planes sobre partidas multitudinarias y otros eventos no menos increíbles, como un torneo competitivo de resolver una mazmorra, otro de gladiadores, y un largo etcétera de posibilidades, y eso teniendo en cuenta solamente el juego de rol.

Pero aún queda para que podamos movilizar un evento de estas características, y en la hermandad damos pasitos delicados en las direcciones que nos importan. Cosas como crear “Juégame” nos llevan mucha reflexión previa porque no queremos hacer algo que sea malo para el juego y los que confían en él. Creo que el camino para que logremos esto estará relacionado con algunos otros organizadores de jornadas que quieran colaborar con nosotros.

Pero creo que sin pretenderlo vamos a tener unas jornadas Espada Negra surgidas de la propia naturaleza de nuestras acciones. Permita el respetable lector que ponga en antecedentes.

En la hermandad tenemos varias campañas del juego de rol de Espada Negra. No lo hacemos por probar el juego, ni por atraer a la gente, ni nada así; lo hacemos porque nos gusta jugar, e intentamos dar a nuestras campañas el máximo de esplendor posible. Una de estas campañas es la que crea Senshi Shiroi y que yo relato desde el punto de vista de mi personaje, la furia Nelk. Otra es la campaña central de la hermandad.

Esta campaña empieza en la década del 490, y actualmente ha entrado en el año 501, o sea que está muy adelantada con respecto a los hechos ocurridos en las novelas (472) pero tienen ciertas interacciones con ellas. Aunque no quiero yo avanzar nada…

El caso es que estas partidas no han ido a menos, sino a más, y en todos los sentidos. Más asistentes, más intensidad, más planificación, más proactividad, más implicación. Es la campaña más increíble que he tenido el honor de crear, y tiene, entre otras, las siguientes características.
  • A lo largo de su existencia más de treinta jugadores diferentes. En la actualidad casi una veintena.
  • Se produce una partida de gran tamaño (más de diez jugadores) por cada mes. Entre medias los jugadores hacen reuniones digitales, proponen partidas secundarias con objetivos más particulares, planean y toman decisiones. La proactividad ha ido en aumento.
  • Las partidas secundarias se realizan, bien en persona, bien por mumble, dando lugar a la interacción de los hermanos que viven en lugares lejanos.
  • Los jugadores se reparten tareas relativas a estas partidas. Por ejemplo, se mantiene un diario de sucesos y un listado de tareas pendientes que da lugar a mejor planificación.
  • El progreso de los personajes los ha llevado a asumir compromisos sociales que llevan a explorar el árbol de personajes de una forma creativa del máximo interés.
  • Se acepta a jugadores que no son miembros de la hermandad. Algunos pasan a formar parte de la hermandad, otros no.
Todo esto ha llevado a que las expectativas vayan cada vez a más. La última época comenzó con un evento que no puedo relatar, pues es un “spoiler” enorme, pero dio lugar a una guerra abierta en Harrassia de la que se siguieron eventos menores que dieron lugar a aventuras muy notables. El expolio de la tumba de Najshet XVII, la defensa del clan Ragver, la recuperación de la fortaleza interior, la exploración del árbol de Eriask, y tantas otras que nos han mantenido a todos muy interesados.

Todos creíamos que la campaña ofrecía cierto tiempo de relajación, pero los hechos se han precipitado un poco, y han dado lugar a acciones de gravedad que llevan a los jugadores a la mazmorra más grande jamás afrontada por este colectivo. La preparación ha incluido no solo la propia mazmorra, sino también un prolongado texto que anticipa información llena de recovecos y secretos, y por supuesto el desarrollo psicológico de los personajes implicados, que al ser del máximo nivel ha tenido un esfuerzo para mí sin precedentes. Solamente la planificación del acercamiento ha exigido varias partidas. Creo que es una de las acciones más grandes de la hermandad por el momento, y se nota a un nivel físico.

Creo que en esta partida estaremos una quincena de participantes, o quizá más, pues hay previstos muchos viajes: desde Zaragoza, Cataluña, Galicia… será el acto de convivencia de hermanos más grande hasta la fecha. Será tan grande que creo que cruzaremos la línea que separa las partidas grandes y entraremos, por fin, en las jornadas pequeñas. Tendremos actividades secundarias, reuniones estratégicas, y sobre todo, nuestra gran partida de rol que puede que incluso sea el final de la campaña.

No sé si esto irá a más, si el año que viene tendremos una expresión aún mayor de nuestros anhelos. Pero hoy por hoy, para nosotros el rol está muy vivo y tendremos un acto increíble el doce de diciembre con el que rubricaremos nuestras intenciones con hechos grandiosos y muy comprometidos.


Entradas similares:
Re: El mito de las jornadas de Espada Negra
27-11-2015 17:39

Impresionante formar parte de esto. Sentir el peso de las decisiones, tratar de evitar las malas consecuencias, y degustar los buenos resultados fruto del esfuerzo conjunto,si se alcanzan.

Pienso que las últimas se han llevado muy bien. Lo que vamos a afrontar en esta puede hacer que todo cambie...